//
you're reading...
Noticias

Cae la editora de Murdoch y se va el jefe de Scotland Yard – Por María Laura Avignolo

Por María Laura Avignolo ,LONDRES. CORRESPONSAL

En otro capítulo de la surrealista saga del grupo Murdoch en el escándalo de pinchaduras telefónicas y sobornos a policías para conseguir información, Rebekah Brooks –la ex CEO de News International– fue detenida ayer cuando se presentó a una citación que había recibido el pasado viernes para asistir a una comisaría londinense. El arresto se produjo poco antes de que renunciara a su cargo Sir Paul Stephenson, el jefe de la Scotland Yard que debía supervisar la investigación, a raíz de una denuncia de otro periódico dominical del grupo mediático.

Los cargos contra la ejecutiva de 43 años son por sospechas de conspiración para infiltrar la policía y corrupción, en el affaire que conmueve al país y que ya derivó en el cierre del tabloide News of the World hace una semana. El jefe de la Scotland Yard fue acusado por The Sunday Times de recibir durante 20 días alojamiento gratuito en un famoso Spa para rehabilitarse de una enfermedad junto a su esposa. El consultor en relaciones públicas del Spa era Neil Wallis, ex sub–editor del News of the World y que también trabajaba en el área de relaciones públicas de la policía. Wallis fue arrestado el último viernes.

En el reino de la “ley y el orden”, la crisis que involucra el tóxico vínculo entre News International (la empresa madre del grupo) , los políticos británicos y la policía se cobró su víctima más prestigiosa: Sir Paul, la más alta autoridad policial del país, dijo que no sabía nada del hackeo de 4.000 casillas telefónicas cometido por el tabloide News of the World . Pero, al explicar su renuncia, sostuvo que era su responsabilidad la que está en discusión y que no quería salpicar más la institución policial. Ahora se habla de la inminente detención de James Murdoch, la máxima autoridad del grupo en Gran Bretaña e hijo de Rupert, después de haber admitido ante el Parlamento que firmó pagos a la policía a cambio de información.

La detención de Rebekah Brooks, quien anoche fue puesta en libertad bajo fianza , pone en duda su presentación para mañana en la Cámara de los Comunes junto a los Murdoch.

Oficiales policiales de las llamadas “Operación Weetring” (abierta por el caso de las escuchas) y “Operación Elveden” (por los pagos a la policía a cambio de información) interrogaron a Rebekah todo el día de ayer. Su vocero dijo que ella no sabía que iba a ser detenida cuando llegó a su cita acordada con la policía para un día insólito: el domingo al mediodía.

La estrategia de los Murdoch para salvar su imperio va a ser muy afectada por la detención de su ex CEO . Durante todo el fin de semana, Rupert Murdoch, su hijo y Rebekah estuvieron juntos con abogados y expertos en relaciones públicas para preparar su presentación en el Parlamento. El temor era que Rupert Murdoch, que vive en Estados Unidos, no pudiera atravesar con holgura el examen por falta de datos y por su tartamudeo e incapacidad de responder a respuestas directas sin enojarse.

Con Rebekah presa, los preparativos se han alterado al igual que el humor de los Murdoch, que la consideran parte de la familia. Y todo a pesar de la crisis familiar que el drama de la compañía ha generado. Elizabeth Murdoch, probable futura heredera si el imperio sobrevive, acusó a su hermano James y a Rebekah de “haber jodido a la compañía” y se fue de vacaciones.

La ejecutiva de 43 años había renunciado a la empresa el viernes pasado para poder ‘limpiar su nombre”. Su partida oxigenaba a los nuevos asesores de relaciones públicas del grupo, que están navegando la crisis para “recuperar control” de una situación desmadrada y que ahora se ha transformado en un tsunami.

La renuncia del jefe de la Scotland Yard británica tomó por sorpresa al reino porque era respetado por todos los estamentos . Sin disidencias, lamentaron su decisión, a pesar de las denuncias de The Sunday Times sobre el uso de un Spa como invitado.

“Yo tomé esta decisión como consecuencia de la especulación presente y acusaciones relacionadas a las relaciones de la policía metropolitana con News International a nivel ejecutivo y, en particular, en relación al señor Neil Wallis”, dijo Sir Paul.

Wallis era el subeditor de News International a quien Sir Paul contrató en la policía, por 24.000 libras al año, tras su partida del tabloide. Wallis trabajó como consejero en relaciones públicas del lujoso Champney Spa en Hereforshire, donde Sir Paul y su esposa fueron invitados a pasar 20 días –sin pagar las 12.000 libras de estadía– para que se recuperara de una operación en su pierna por un tumor precanceroso.

“Aquí no ha habido nada impropio” , dijo el ex jefe policial. “Déjenme ser claro: la gente que me conoce sabe que mi integridad está completamente intacta. Yo hubiese querido que las cosas fueran diferentes”. Sir Paul dijo que su vínculo con Wallis puede no ayudar en la investigación sobre los hackeos. Pero reconoció que no sabía que habían existido.

El alcalde de Londres, Boris Johnson aceptó la renuncia con “gran tristeza” y sin tener “la menor duda de su completa integridad”. También fue informado el palacio de Buckingham y el premier David Cameron. La crisis política, policial y mediática en Londres, continúa a vertiginosa velocidad y no se detuvo ni aún un domingo lluvioso y gris

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Dolar hoy

24 hs gold price [Most Recent Quotes from www.kitco.com] Franco Suizo las 24 hs [Most Recent Exchange Rate from www.kitco.com] Yen las 24 hs [Most Recent Exchange Rate from www.kitco.com] Euro las 24hs [Most Recent Exchange Rate from www.kitco.com] Libra 24 hs [Most Recent Exchange Rate from www.kitco.com] Cobre las 24 hs
[Most Recent Quotes from www.kitco.com]
A %d blogueros les gusta esto: