//
you're reading...
Noticias

“Pablo pagaba retornos para venderle medicamentos a obras sociales”

Lo contó en exclusiva a Clarín.com el primer “arrepentido” del caso Schoklender. Es un ex empleado de la droguería que manejaba el menor de los hermanos. Contó quiénes cobraban las coimas millonarias. Y que intentaron venderle medicinas a los hospitales de las Madres. “Sólo se avanzó con los botiquines para los obradores”, describió

PorNicolás Pizzi

Pablo Schoklender y su entorno utilizaron la Fundación de las Madres de Plaza de Mayo como un trampolín para hacer negocios. El hermano menor de Sergio, que llegó a comandar la entidad durante algunos días, incursionó en el rubro de la construcción, luego en la gastronomía y finalmente en la compra y venta de medicamentos. Su desembarco en el laboratorio Lenity –allanado hace un mes por el juez Oyarbide- se produjo a mediados de 2008, cuando las cuentas estaban en rojo. Al poco tiempo, dos modelos de su confianza pasaron a comandar la empresa y las ventas se multiplicaron. Pablo puso en juego una red de contactos políticos para vincularse con poderosos sindicatos y obras sociales. Y llegó a facturar $1.500.000 por mes. El negocio incluía el pago de millonarios retornos, que alcanzaron el 25% de los montos facturados. Para blanquear la salida de dinero, se utilizaron facturas truchas. Un ex empleado que habló en exclusiva con Clarín.com cuenta todos los detalles de esa trama, hasta ahora desconocida. Se trata del primer “arrepentido” que se anima a hablar en primera persona desde que estalló el escándalo. Su testimonio es clave porque detalla cómo se utilizaron los vínculos con el poder para burlar los controles estatales. Y confirma que los involucrados operaban, al mismo tiempo, desde la Fundación y del sector privado. También revela quiénes conformaban el círculo íntimo de Pablo Schoklender.

-¿Con quién hacía negocios el laboratorio Lenity?

Había tres clientes principales, IOMA, el Sindicato de Panaderos y el de los Municipales de Avellaneda. Son clientes residuales: nadie les quiere vender porque pagan mal. De esa manera, le podes vender caro. Pero la plata estaba con los reintegros que les cobraban. En Panaderos era el 25%, en IOMA el 10% y en otros lugares el 6%. Para justificar esa salida de dinero ellos compraban facturas truchas. Tienen una contabilidad trucha, hay montón de facturas que ingresan al sistema para justificar ingresos y egresos que no existen. Eran facturas de servicios, reparaciones de techos, reparación de autos.

– ¿Siempre cobraban los reintegros las mismas personas?

– Sí, claro. En Panaderos era el Gordo Gastón, si no le llevabas la de él no te daba el cheque (se trata de Hugo Gastón Frutos, integrante del actual Consejo Directivo de la obra social del personal de panaderías). El tenía su oficina en Boedo al 100 (la dirección exacta es Boedo 187). Siempre había que ir con la plata en efectivo. Ese contacto lo aportó (la ex diputada) Loli Dominguez, la mamá de Juan Manuel (se refiere a Juan Manuel Digón, hijo de Roberto Digón). IOMA vino a través de (Rubén) García, que es capo de los sindicatos municipales de la Provincia de Buenos Aires y del sindicato de municipales de Avellaneda. En Avellaneda, la parte de medicamentos la maneja el hijo, Ariel. El pibe corre en un turismo carretera zonal de La Plata (se trata del TC platense), y nosotros le poníamos una propaganda. Tenía Lenity en uno de los costados del auto.

Ante una consulta de Clarín.com, la familia Digón respondió que “darán todas las respuestas ante la Justicia”. Y en el sindicato de Municipales de Avellaneda se negaron a contestar cualquier pregunta.

– ¿Lenity le vendió medicamentos a los hospitales de las Madres?

– No, nunca pudimos vender. Hubo reuniones con el ministro de Salud del Chaco y del Santiago del Estero, pero no prosperó. Lo que se vendió fueron botiquines para todos los obradores de la Fundación. Eso no se podía hacer, pero era el cigarrillo del kiosco. Y en la droguería le pagaban OSDE y el celular a algunas personas que trabajan con Pablo en el tema de la construcción.

Pablo Schoklender desembarcó en Lenity como un financista que podía aportar plata fresca, pero nunca apareció en los registros contables. Con su llegada, Manuel Camet fue elegido presidente y Walter Bernando Bocca pasó a ser el vice. Camet es uno de los imputados en la causa judicial por el desvío de fondos de la Fundación. Llegó a la entidad tras un paso por el Gabinete del ex ministro Enrique Rodríguez. Aparece en varias de las empresas que se le adjudican a Pablo Schoklender. “Era el novio de la hija de Porretti. Manejaba toda la plata del laboratorio junto a Juan Manuel. Era el cerebro financiero de Pablo”, detalló el ex empleado que accedió a hablar con Clarín.

En noviembre de 2009, la presidencia de la droguería pasó a manos de la modelo Julia Cristina Ortega (32 años), sobrina de Palito Ortega e hija de Cristina Lemercier. Ese mismo día asumió como vicepresidenta Nadia Jesica Vela Freudenberg, una modelo cordobesa. Ambas eran empleadas de la Fundación. Vela Freudenberg luego fue reemplazada por Noelia Garay (27), la novia oficial de Pablo (50). “Pablo llega a través de Loli Domínguez. Compró el 51% de la sociedad y el 49% queda para Juan Manuel y Diego Domínguez”, cuenta el ex empleado”. En pocos meses, el laboratorio pasó de 100 mil pesos de facturación a 1.500.000. Con apenas cinco empleados, el negocio era comprar medicamentos a otras droguerías y revenderlos.

¿Quién es Diego Dominguez?, preguntó este cronista.

– “No figura en ningún lado. Es un pibe de barrio, de la hinchada de Lanús que aportó sus contactos en la Municipalidad para conseguir la habitación (del local). Antes laburaba en el PAMI, se peleó con alguien y pasó a través de un contacto al ministerio de Economía, en la parte de Planificación. Fatala le hacía una nota común donde decía que cumplía tantas horas, pasaba a firmar y con eso cobraba. Cuando cumplió años, creo que fue para marzo, fue a la Fundación y Manuel (Camet) le regaló un auto que era de Sergio, un Golf VR6, debe haber seis o siete en el país. Su auto, un Focus 2004 o 2005, lo dejó y se lo llevó la novia de Manu, Nahime (la hija de Roberto Poretti)”.

A partir de información hallada en la imprenta del menor de los Schoklender, Oyarbide allanó recién el 3 de octubre la sede del laboratorio, en Irigoyen al 5800, en Lanús. No encontró nada. Ya se había concretado el “operativo limpieza” mucho antes. El “arrepentido” lo cuenta de esta manera. “Cuando salta todo el quilombo de la Fundación, se llevan las seis computadoras y formatean todo. También hicieron sacar las cámaras de seguridad y una CPU conectada a las cámaras. Y nos dijeron que en diez días podían venir los allanamientos. Cuando llegó la Policía no había ni papeles en la droguería”.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Dolar hoy

24 hs gold price [Most Recent Quotes from www.kitco.com] Franco Suizo las 24 hs [Most Recent Exchange Rate from www.kitco.com] Yen las 24 hs [Most Recent Exchange Rate from www.kitco.com] Euro las 24hs [Most Recent Exchange Rate from www.kitco.com] Libra 24 hs [Most Recent Exchange Rate from www.kitco.com] Cobre las 24 hs
[Most Recent Quotes from www.kitco.com]
A %d blogueros les gusta esto: