//
you're reading...
Internacionales

Tensión en La Paz Por Emilio Cárdenas

La ciudad de La Paz, en Bolivia, se había llenado de tensión. A lo largo de seis nerviosos días, un extendido motín policial que las autoridades nacionales no terminaban de resolver la había mantenido en vilo. En su transcurso, se quemaron y saquearon (hasta ahora, con total impunidad) el edificio y las instalaciones de los servicios de inteligencia de la fuerza. Además, en las puertas mismas de la ciudad -a punto de ingresar en ella, estaba la segunda marcha indígena guaraní de protesta por la traición del presidente Evo Morales a su promesa de no permitir que -atravesando el Parque Nacional en el que ellos viven- se construya una moderna carretera, con el consiguiente daño ambiental.

La marcha indígena guaraní estuvo acampando un par de días en las puertas de la ciudad porque la Plaza Murillo estaba ocupada por los efectivos amotinados de la policía

Esa vía de comunicación es requerida por los “cocaleros” aimaras (cuyo líder sigue siendo el propio Evo Morales) que, sin pertenecer en modo alguno a los pueblos originarios de la región en conflicto, procuran expandir en ella su área de cultivo de coca. Se trata de la carretera que uniría Villa Tunarí con San Ignacio de Moxos, atravesando -por el centro- el Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).

A estas a cifras recientes de las Naciones Unidas, Bolivia -en los últimos diez años- aumentó la superficie plantada con coca de unas 19.900 hectáreas a unas 31.000 hectáreas.(Esto es un incremento fuerte: del orden del 56%). Mientras Colombia, por su parte, las disminuyó de unas 144.000 hectáreas -hace diez años- a unas 62.000 hectáreas hoy están plantadas con coca. (A la inversa de lo acontecido en Bolivia, esto es una disminución notoria: del 57%).

La marcha indígena guaraní estuvo acampando un par de días en las puertas de la ciudad porque la Plaza Murillo (que era su destino final) estaba ocupada por los efectivos amotinados de la policía. Pero -resuelto el conflicto salarial de la policía con un aumento del 18% que elevó los sueldos de los suboficiales policiales en unos 15 dólares por mes- la marcha guaraní ingresó a La Paz. La policía le impidió acceder a la Plaza Murillo, por lo que acamparon en la Universidad de San Andrés y en la Plaza de san Francisco. Por ahora. Esa plaza, estratégicamente ubicada frente al palacio presidencial, tiene un alto valor simbólico en la política del país del altiplano. A la manera de la Plaza de Mayo, en Buenos Aires, o de la Plaza Tahrir, en El Cairo.

Para Morales, en su particular “relato” de la “realidad”, ambos conflictos eran conexos y “destituyentes”

Allí permanecerán ahora los guaraníes, como también lo hicieran en la anterior marcha (que ingresara a la ciudad entre los vítores de su población, ahora repetidos) hasta que sus reclamos sean aceptados. Y, esta vez, debidamente garantizados. ¿Por cuánto tiempo? Es imposible saberlo.

Para Morales, en su particular “relato” de la “realidad”, ambos conflictos eran conexos y “destituyentes”. Por ello los definió como “instancias conspirativas” con vinculación íntima y una misma “intencionalidad política” (lo que es una conocida formula utilizada para ningunear al disenso). El engaño quedó finalmente a la vista de todos, a estar a la simple solución alcanzada en el conflicto salarial con la policía. El “razonamiento”, sin embargo, resulta familiar. Hasta fuera de Bolivia. Humo, entonces.

Fueron, es cierto, conflictos contemporáneos. Con reclamos absolutamente independientes. De naturaleza y con objetivos distintos. Ninguno de sus actores pretendió nunca otras reivindicaciones que las específicamente expuestas -en ambos casos- de manera extremadamente clara. En un caso un tema laboral. En el otro uno de respeto a una identidad indígena. Ninguna conspiración “destituyente”, entonces. Tan sólo el derecho a peticionar.

Pero todo el que disiente con gobiernos como el de Evo Morales es -por definición- un enemigo a combatir. Lo que es muy distinto a tener disposición a dialogar. Para Morales y sus compañeros de ruta todo se hace y vive a partir de una filosofía belicosa y confrontativa, la del “amigo o enemigo”, que se usa para todo y es característica de los líderes bolivarianos.

La marcha indígena que ha llegado a La Paz es la novena de ese tipo de las realizadas en Bolivia desde 1990. Está encabezada por Adolfo Chávez, el presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob). La integran unas 1500 estoicos guaraníes, incluyendo mujeres y niños.

Con reclamos absolutamente independientes. Ninguno de sus actores pretendió nunca otras reivindicaciones que las específicamente expuestas

Sus integrantes caminaron a lo largo de dos meses desde que partieran de Trinidad, la capital del Beni. En el trayecto sufrieron las consecuencias adversas del cansancio sumadas a las de las grandes lluvias características de la estación. Además, los partidarios del MAS (el oficialismo) les impidieron ingresar a las ciudades de San Ignacio de Moxos y Yucumo para poder descansar y reabastecerse. En los últimos días los tesoneros “marchistas” guaraníes comenzaron a recoger -una vez más- la simpatía de las poblaciones que atravesaron. Y el aplauso de La Paz que, en cambio, arrojó basura y botellas a una típica “contramarcha” del MAS (contemporánea al ingreso de la columna guaraní) organizada presuntamente “en defensa de la democracia”. Esta vez Morales dice que no podrá recibirlos pronto, por problemas de agenda. Veremos. Seguramente los tendrá esperando su regreso.

Queda claro que Morales enfrentaba dos problemas serios, que aparecieron al mismo tiempo. Para un gobierno que ha extraviado buena parte del prestigio que inicialmente tuviera, ambos eran “conspirativos” y “conexos”. Está claro que no fue, para nada, así.

Lo cierto es que cada conflicto debe ser resuelto en su respectivo contexto y con sus partes. Con la dosis de paciencia y buena voluntad requerida. Eso es gobernar. Lo que es distinto de recurrir a teorías conspirativas, que poco y nada tienen que ver con la realidad. En Bolivia y más allá

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Dolar hoy

24 hs gold price [Most Recent Quotes from www.kitco.com] Franco Suizo las 24 hs [Most Recent Exchange Rate from www.kitco.com] Yen las 24 hs [Most Recent Exchange Rate from www.kitco.com] Euro las 24hs [Most Recent Exchange Rate from www.kitco.com] Libra 24 hs [Most Recent Exchange Rate from www.kitco.com] Cobre las 24 hs
[Most Recent Quotes from www.kitco.com]
A %d blogueros les gusta esto: