//
you're reading...
Todos lo demas

Charlie Sheen: “Aprendí que no hay que lavar la ropa sucia en público”

 

Su fama lo precede y es entretenido verlo llegar a la nota con la camisa de algodón gris que parece no sacarse nunca, a juzgar por las fotos recientes. Tiene un botón desabrochado a la altura de la cintura pero Charlie Sheen (46) no se da cuenta. Toma un café apurado y enciende un cigarrillo (un gesto banal en la Argentina, pero considerado casi un crimen en Los Angeles) antes de entrar a la sala del Hotel Four Seasons donde lo está esperando un grupo de periodistas internacionales ansioso por saciar sus dudas tanto como las de sus lectores.

Entre las adicciones que Sheen pueda tener no está la de dar notas, y tras su comportamiento errático del año pasado -que incluyó un fallido tratamiento de rehabilitación después de dejar la serie que lo hizo famoso en el mundo ( Two and a Half Men ) tras pelearse públicamente con su creador- no se sabe con qué cara enfrentará las preguntas y las posibles críticas a la serie que lo acaba de devolver a la televisión y al género que maneja como pocos: la comedia Anger Management que TBS veryfunny pondrá en pantalla a partir del próximo jueves.

Descubrir que Sheen no se calla nada será la primera sorpresa de la tarde. El tipo la rema, pone su cuota de humor, se nota que no quiere confrontar gratuitamente con nadie, pero su honestidad no es menos brutal. Media hora después, finalizada la entrevista, es fácil entender por qué si uno escribe en el buscador de Google la palabra Charlie el primer apellido que aparece es Sheen… y no Chaplin.

Su fama de chico malo podrá dañarlo emocionalmente, pero a su imagen pública parece haberle hecho un favor. En los últimos meses dos marcas importantes lo eligieron para protagonizar publicidades divertidas en las que está o bien en arresto domiciliario (Fiat 500) o tratando de revivir enloquecido escenas de la película Platoon (DirecTV). “Fue muy cool la respuesta de la gente”, dice el actor. “Se me acercan en la calle y me siguen diciendo que es una vergüenza que la otra serie haya terminado así, y que la hayan continuado sin mí. Noté un fervor real, una gran fiesta global de bienvenida a mi regreso a la TV. No se puede pedir más que eso.” Tiene casi 8 millones de seguidores en la cuenta de Twitter que abrió en marzo de 2011, cuando estaba en el ojo de la tormenta. “Hay muchas buenas ideas y mucha basura también en Twitter”, reconoce. Y también cómo lo impactó que hayan comprado entradas para verlo en el tour que hizo el año pasado, un unipersonal que no se entendía muy bien salvo desde la curiosidad que despertaba entre sus fans y la prensa. “Que hayan gastado dinero de los sueldos que les cuesta tanto ganar para venir a verme a un teatro me tocó el corazón, así nació la idea del regreso. Tuve que volver, mi legado no podía ser ese final abrupto de Two and a Half Men ”, se sincera.

En su nueva comedia, como en la anterior, su personaje se llama Charlie. Era Harper antes y ahora es Goodson. Pero asegura Sheen que en ningún caso ha sido idea suya sino del estudio que lo contrata. “Es más inmediato, más familiar, y eso es la esencia de una sitcom, es la misma razón por la que todavía hacen helado de chocolate, vainilla y frutilla, porque a la gente le gusta lo básico, les gusta saber que pueden darte la bienvenida en el living sin sentirse amenazados”. En cuanto a las mútiples referencias que en esta serie se hacen de la anterior, admite que ha sido planeado. “Creo que Bruce (Helford, el creador de Anger Management ) fue inteligente al haber usado de entrada ese tema de haber sido despedido. Es como que cerré muchas puertas, pero abrí otras nuevas. Igual siento que no me despidieron, sino que me reemplazaron. Ahora cada uno tiene lo suyo. Y hay lugar para todos”.

Asegura que no lee las críticas, pero que tiene gente que le cuenta cuando no son favorables. “Muchas críticas malas no son sobre la serie, sino que se la toman conmigo, así que no me importan, mis hijos no me van a querer menos si las críticas son malas. Al rating sí lo atiendo, porque esa es la gente hablando y quiero hacer notar que en la segunda media hora subió, eso es muy excitante”.

Otros críticos lo llaman “la estrella perfecta de la sitcom, un maestro”. Dice que él nunca se describiría así, pero lo halaga que otros lo hagan. “Creo que tengo una oreja para esto y es algo que entendés desde muy temprano en tu vida. Cuando sos chico o mirás comedias o mirás documentales aburridos. Pero si ese es el título que me dan, lo tomo. Es mejor que me llamen maestro antes que lunático al borde del colapso”, se ríe.

Charlie Sheen no escapa a la ironía de que ahora está interpretando a un terapeuta que ayuda a la gente a controlar su ira siendo que antes él fue el paciente en ese tipo de terapias. “Apoyo la terapia, me hizo bien, es buena para quien está deseando cambiar o escuchar opiniones. Pero esto es un show de TV. Si me preguntan cuál es mi mejor técnica para controlar la ira les diría que gritarle a un almohadón. ¿Ya probaron”? A juzgar por la forma en que devora los cigarrillos, va a tener que trabajar para controlar su ansiedad en los próximos meses. Hizo un arreglo con Fox por el cual dependerá del rating de los 10 primeros programas el que el canal le compre otros 80 capítulos. Dice que está dispuesto a hacer el esfuerzo, aunque tenga que grabar dos por semana. Pero luego, avisa, quiere tomarse vacaciones definitivas de la pantalla chica.

“Me cansé de levantarme todas los mañanas pensando en números, ya sea de rating o de taquilla. En el futuro me gustaría adorar a otro dios que no sea el rating. Hacer una vida lejos de la mirada pública, viajar, explorar, pintar, aprender a bailar, ser crítico de TV”. La frase viene seria hasta que derrapa y uno no sabe si creerle o no al actor cuando amenaza con abandonar la actuación después de esta serie. “No estoy diciendo que no esté agradecido, tengo una gran vida como resultado del cine y la TV. Pero hay cosas que quiero hacer sin tener que probar nada públicamente. Es una cuestión de energía. Si hay algo que aprendí durante todo este proceso es que no hay que lavar la ropa sucia en público”.

| Por Silvia Maestrutti

los angeles. especial para clarín

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Dolar hoy

24 hs gold price [Most Recent Quotes from www.kitco.com] Franco Suizo las 24 hs [Most Recent Exchange Rate from www.kitco.com] Yen las 24 hs [Most Recent Exchange Rate from www.kitco.com] Euro las 24hs [Most Recent Exchange Rate from www.kitco.com] Libra 24 hs [Most Recent Exchange Rate from www.kitco.com] Cobre las 24 hs
[Most Recent Quotes from www.kitco.com]
A %d blogueros les gusta esto: