//
you're reading...
Nacionales

¿Por qué Cristina va a cambiar algo si cree que todo anda fenómeno? POR JULIO BLANCK

Ganamos en la Antártida y estamos mejor que Australia y Canadá. Es palabra de Cristina. Y debería alcanzar con esto para entender lo que pasa. Pero es más que esto.

El candidato de la Presidenta en la provincia de Buenos Aires, que viene de comerse un bello sopapo en las primarias, dice sin sonrojarse que la suya fue una elección excelente.

La ministra de Industria, luego de un largo silencio público, reaparece para afirmar que en el rubro que ella atiende nos fue mejor que a Estados Unidos, la Unión Europea, Brasil y México.

Podría bastar entonces con ese eco automático de la voz y la idea de la Presidenta, emitido por quienes a esta altura quizá solamente busquen complacerla y evitar su rayo castigador; porque convencer a la gente mucho que se diga no convencen. Pero es más que esto.

Es más que la enunciación de un libreto que ya se nota ajado y sin sorpresa. Más que la bandada de aplaudidores sistemáticos, pobre gente que más o menos se ha construido una trayectoria, que sus méritos supieron aquilatar, y que terminan así, como comparsa sonriente y disciplinada.

Lo que pasa se parece mucho a decir –como dijo esta semana la Presidenta en Río Gallegos– ante empresarios, banqueros y gremialistas, que nada del rumbo ni de la manera de conducir la economía será modificado. Como si la economía anduviese fenómeno y no tuviese que ver con el malhumor social expresado en las urnas.

Es tomarse con cierto sarcasmo eso de poner una camarita más o menos como una de las medidas posibles ante la inseguridad, como hizo la Presidenta en su memorable discurso de negación de la derrota en las primarias, la semana anterior en Tecnópolis.

Como si la inseguridad fuera una sensación, una paranoia alimentada por los medios, una inquietud menor de gente insatisfecha, y que puede ser adormecida con anuncios de ocasión, puesta en marcha de grandes planes que huelen demasiado a salvavidas electoral, en los que es difícil creer porque parece que los que no creen en la inseguridad son los funcionarios que los anuncian.

La Antártida, Australia, Canadá, la economía, la inseguridad, son todos eslabones de una misma cadena. Hay algo de pérdida del sentido de realidad en ese discurso, que de tan repetido hasta debe ser creído por quienes lo enuncian. O, mejor, que necesita ser creído por quienes lo dicen, porque sólo un espeso cinismo de hormigón y acero permitiría resistir el cotejo entre los dichos y los hechos.

Nada de esto empezó ayer. Pero la tendencia se va haciendo más marcada a medida que la ineficacia de la gestión inventa problemas nuevos, o aumenta los que existían y hasta hace un par de años no eran tan graves.

Tanto se va escorando el barco que ahora hablan, avisan, advierten, algunos que antes contemplaban todo en un prudente silencio.

No debe resultarle grato a la Presidenta convocar a la reunión de empresarios, gremialistas y banqueros calificados por ella misma como ”dueños de la pelota”, y que el jefe de la tan flexible Unión Industrial le zampe una declaración señalando que hay que hacerle ver la realidad a la Presidenta. Y que ya camino al encuentro agregue que si no se hacen correcciones van a seguir perdiendo votos.

Claro que si se actúa suponiendo que la victoria da derechos, debe aceptarse que la derrota los quita. Y hay que aguantar osadías de los que hasta hace muy poco acompañaban con su aplauso.

La realidad empezó a cambiar y el discurso oficial sigue blindado, no detecta ese desplazamiento, se obstina pretendiendo que las cosas se acomoden otra vez a su conveniencia a fuerza de propaganda y relato.

Esa actitud no es necesariamente perversa. Quizás todo se remita a que no tienen otra receta. Una vez les funcionó y van a terminar aferrados a ella. Ya les pasó a otros gobiernos antes, en sus parábolas de ascenso y caída.

Ultima confirmación de la tendencia: el viernes, en una de sus copiosas ráfagas en Twitter, la Presidenta escribió “¿Saben con lo que yo sueño? Con una Argentina lo suficientemente bien informada para que nadie vuelva a meterles el perro”.

Suena lindo. Si no fuera porque lo dijo la jefa de un gobierno que desde hace siete años, todos los días, pretende meternos el perro con los índices de inflación.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Dolar hoy

24 hs gold price [Most Recent Quotes from www.kitco.com] Franco Suizo las 24 hs [Most Recent Exchange Rate from www.kitco.com] Yen las 24 hs [Most Recent Exchange Rate from www.kitco.com] Euro las 24hs [Most Recent Exchange Rate from www.kitco.com] Libra 24 hs [Most Recent Exchange Rate from www.kitco.com] Cobre las 24 hs
[Most Recent Quotes from www.kitco.com]
A %d blogueros les gusta esto: